(Ciudad Gótica).- Después de muchos intentos me he dado por vencido. Me ha sido imposible escribir una introducción para esta entrevista, pues no he sabido por dónde comenzar. Solo les quiero decir y sin ánimos de parcializar mi opinión que Leonel Pauro es una excelente persona. Lo conocí hace 6 años, sentado en una carpeta como todas, concentrado y resolviendo un examen como todos. Grande fue la sorpresa al ver resueltos los problemas con herramientas de cursos mucho más avanzados. Así lo recordaba, como un apasionado de los retos que toma, alguien que sabe que el esfuerzo produce frutos, algunas veces no lógicos. Hace poco nos encontramos, y entre buscando un restaurante peruano, me contaría de su vida, de cómo terminó sus estudios en una de las escuelas de ingenieros más renombrada de Francia,  l’école polytechnique.

Cuéntanos ¿de dónde viene Leonel? ¿Cómo fue tu niñez, tu escuela?

Nací en la ciudad de Puno; soy el mayor de 3 hermanos. Mis padres son ambos profesores de matemática en instituciones educativas secundarias de la misma ciudad. De pequeño me gustaba desarmar mis juguetes y componer nuevos, le decía a mi madre que de grande me gustaría ser inventor; aun hoy tengo ganas de ser uno. Me gustaba mirar la televisión y creo que así aprendí muchas cosas (menos mal en ese tiempo no había Combate, etc.). Todos mis años de colegio, tanto la primaria como la secundaria, los realicé en la Gran Unidad Escolar “San Carlos” de Puno. No puedo quejarme de grandes carencias en mi colegio para ser uno estatal si lo pongo en perspectiva con el resto del país. Tengo que aprovechar para agradecer a mi profesor de matemática Rubén Quispe Sayritupac, quien se dio cuenta que yo tenía voluntad de avanzar más rápido que el contenido que se impartía de manera regular y decidió dejarme ser autodidacta durante todo el 5to año de secundaria.

¿Cómo te decidiste a postular a la UNI?

Estando en el colegio, a veces había concursos regionales y nacionales de matemáticas. Yo pude representar a mi colegio en esos concursos y allí fue donde conocí chicos de años superiores. Éramos como el grupo de nerds del colegio. Luego, estando yo en 3ro de secundaria, escuché a mis amigos de 5to de secundaria hablar de lo que harían al finalizar el colegio. Todos querían irse a la UNI. Visto por un provinciano de colegio pues la UNI parecía inalcanzable. Al año siguiente lo lograron. Eso fue para mi muy alentador, pues yo los conocía y no eran marcianos o gente de otro mundo para lograrlo. Me preparé yo también el último año del colegio, fui a Lima y me metí a una academia por 2 meses y entré a la UNI, el día de los resultados me sentía en los cielos.

¿Cómo nace en ti el deseo de estudiar Física?  ¿Tuviste dentro de la universidad ejemplos a seguir o información que ayudara a seguir tu carrera fuera del Perú?

Aquí viene lo bueno, y con esto pienso mostrar que a mi parecer uno no sigue una vida de manera lógica, sino que de acuerdo a cómo se den las cosas, uno le encuentra lógica a su vida. Fui admitido en ingeniería Física a la Facultad de Ciencias no por segunda ni por 3ra, sino por 5ta opción. Luego de una discusión a regaña dientes con mi madre decidí quedarme a estudiar el primer ciclo a ver cómo era, pues lamentablemente  la carrera científica era tan mal conocida para mí que solo me dí cuenta de que ésta existía al momento de inscribirme en la universidad. Sin darme cuenta pasaron 2 años en la universidad y me trasladé a Física. El mejor curso que tuve fue el de Mecánica Cuántica de Holger Valqui. Estuve por un tiempo dentro del grupo de Materiales Nanoestructurados, allí tuve la oportunidad de conocer a muchos colegas y hacer amigos hasta el día de hoy. También aprendí a ser riguroso y conciso con el profesor Abel Gutarra.

Ya veía posibilidades para hacer una maestría en física en Brasil, pero un día vi en una vitrina de mi facultad un anuncio que invitaba a todo estudiante de la UNI a postular a la École polytechnique de Francia.

¿Cómo lograste llegar  a la école polytechnique?  Cuéntanos cómo es la vida del estudiante de la escuela?

Tenté mi suerte y me preparé. Al inicio averigüé el nivel de las preguntas y me asustó, no lo voy a negar, pero tuve suerte de contar con el auspicio de la oficina de cooperación internacional de la UNI en ese momento, que financiaba clases de preparación para el examen de admisión de la école en el IMCA. Allí conocí chicos de otras facultades de la UNI y también de otras universidades. Formé un grupo de estudios con otros dos chicos: José Muñoz y Enrique Chavez, de los cuales aprendí maneras distintas de resolver los problemas. Ese año teníamos que postular todos, pero yo no me sentía totalmente preparado. José Muñoz se animó a postular primero. Estando yo en Puno  por navidad, él me dio la noticia de que había sido aceptado. Eso me hizo ver que era humanamente posible entrar. Uno se pone muchas barreras mentales antes de intentar algo… y en mi caso tuve la suerte de ver que alguien cercano pudo ingresar. Me animé a hacerlo yo también al año siguiente y fue así como entré. En polytechnique, uno se pasa la semana entre cursos magistrales, clases de deporte, ceremonias militares y conferencias de ministros y gerentes de empresas importantes de Francia. Durante las noches o los fines de semana están los diversos clubes, que en la école se llaman “binets”, donde uno tiene la oportunidad de escoger desde binets de robotica hasta binets de danza. Yo por ejemplo estuve participando en el binet Salsa y practicando remo como deporte. También pude organizar una semana de campaña para postular al Centro de estudiantes, inolvidable!

¿Qué fue lo que más te impactó de vivir en Francia? ¿El idioma fue una barrera dura de romper?

Una de las cosas que más me impactó de vivir aquí es el nivel de cultura de la gente, y también su sentido del humor. Veo que a la gente acostumbra más hacer bromas de segundo grado y con ironía, y para un peruano no es fácil acostumbrarse rápido a ello. Un consejo que un camarada de clase francés me dio una vez y que aprovecho para transmitirlo a la gente que pueda venir aquí es que la gente no va hacia uno, sino uno tiene que ir hacia la gente para entablar relaciones;  y eso no es porque cada quién como individuo sea así, sino porque la sociedad es así y uno termina asimilándolo. Ya son casi 5 años que he estado viviendo aquí y me he dado cuenta que yo también me voy afrancesando, con los puntos positivos y negativos que eso traiga. El idioma en sí no fue tanto una barrera para mí, pues el francés se parece al español y lo había estudiado 5 meses antes en Perú. Lo que es la barrera es entender su cultura y asimilarla; y eso me ha costado muchos malentendidos y riñas al inicio, y también momentos en los que hice una broma y que en vez de carcajadas lo que encontré fue un silencio de cementerio. Sirve mucho ver la tele, juntarse con los locales, leer la prensa de aquí y evitar cerrarse para solamente a  interactuar con la comunidad de su propio país.

Lo que aprendí en la universidad me sirvió mucho pues pude asimilar muchas de las cosas que se hacían en la école, en particular gracias al curso de Análisis Matemático, pues los cursos en polytechnique tienen bastante contenido matemático, ya sea informática, mecánica o economía.

¿En qué se debería poner énfasis en las facultades de ciencias de las universidades peruanas para poder tener cursos y la exigencia de l’école?

Para poder tener cursos de un nivel alto se necesita poder retener a los mejores profesores e investigadores. La école polytechnique, que está entre las mejores écoles de ingenieros de Francia, para retener a los mejores profesores de Francia ofrece salarios muy atractivos con respecto a muchas otras escuelas y universidades de ese país. Esto lamentablemente no sucede hasta ahora en las universidades públicas peruanas.

¿Cómo hacemos para postular a polytechnique?

El primer paso es postular en línea “sur dossier”, es decir, que la primera selección es sobre el currículum del candidato, donde se van a ver sus notas en los cursos de los 2 primeros años de la universidad, cartas de recomendación de 2 profesores, certificados de inglés o francés, medallas de concursos de ciencias y todo documento que pueda favorecer al candidato. Si se pasa esta fase, le llega a uno un mail de confirmación para dar un examen escrito y un examen oral. Normalmente hay una delegación de profesores que viaja cada año a Perú, Chile y Brasil para quedarse 2 días en alguna universidad de ese país (el año que postulé fue en la UNI) y evaluar a los candidatos. El primer día se da el examen escrito, que es un largo cuestionario con alternativas para marcar; es un formato parecido a un GRE. El objetivo es resolver la mayor cantidad de preguntas en 3 horas. El segundo día se pasan 3 exámenes orales, en inglés de preferencia: uno de matemáticas, uno de física y uno de comprensión de artículos científicos en inglés. Para los orales de matemáticas y física uno recibe 2 preguntas en una hoja, luego lo dejan a uno libre en una sala para bosquejar las soluciones y al cabo de 30 minutos lo llaman para exponer sus soluciones en la pizarra durante 45 minutos en frente de los 3 miembros del jurado. Si uno se queda bloqueado el jurado puede sugerir una pista para avanzar, lo que interesa es ver si el candidato aprovecha fácilmente esta información para continuar o si sigue bloqueado. Para el tercer examen oral, uno recibe un texto en inglés y tiene 30 minutos para leerlo y presentar una exposición de éste en frente del jurado, se le harán preguntas sobre su comprensión y si puede relacionarlo con conocimientos previos. También, al final, se aprovecha para conocer al candidato de manera más personal, de dónde viene y hacia dónde se orienta. Lo que la école busca es gente que no quiera especializarse de inmediato, pero que muestre una apertura a otras ciencias para poder especializarse luego. Finalmente, mostrar que uno está motivado y determinado a ir a estudiar a Francia es muy importante!

Por último, solo queda esperar la respuesta final que llega por correo al cabo de un mes más o menos.

¿Qué planes para el futuro?

Me he graduado el año pasado especializándome en robótica y sistemas embarcados. He tenido la oportunidad de hacer un proyecto de investigación en PSA Peugeot Citroën, en Shanghai, sobre el proceso de desarrollo de la tecnología de integración de los smartphones en los autos. Sí, dentro de 2 o 3 años veremos autos a los que podamos integrar fácilmente nuestro Smartphone y beneficiar directamente de su GPS, de nuestra selección de música, nuestras apps, etc! Eso me ha ampliado grandemente mi visión del ciclo de desarrollo tecnológico en ese caso particular. Luego, tocando más el aspecto técnico, he podido trabajar en el departamento de investigación de Dassault Systèmes, en Paris, analizando el movimiento del cuerpo humano en 3D, para facilitar el ensayo virtual de ropa. Pude aplicar mis conocimientos de mate, programación y física. Me gustó la experiencia y me gustaría trabajar en proyectos igual de atractivos y transversales en el futuro.  Ya he comenzado a trabajar un tiempo aquí en París, pero me he dado cuenta que es momento de tomar un respiro. Luego pienso continuar trabajando en Francia, mejorarme cómo profesional, ver cómo se hacen proyectos de ingeniería aquí y seguir creciendo como persona para ver cómo puedo encajar en el mecanismo que hace que el mundo cambie, y que lo haga para bien!

¿Qué le recomendarías a los jóvenes que nos siguen en Científicos.pe y que desean estudiar en el extranjero?

Que se atrevan a postular a donde quieran!, que no tengan miedo a ser rechazados! Que no se auto-eliminen ellos mismos! es mejor pasar vergüenza una vez y no ser aceptado, que vivir con el “qué hubiera pasado si…?” el resto de la vida.

Personaje de ficción

 @nmonteblanco