Por Alexander Fox, Facultad de Farmacia de la Universidad Paris-Sud, Francia.

Mi nombre es Alexander Fox. Actualmente me encuentro en segundo año de doctorado en el laboratorio de Farmacognosia de la Facultad de Farmacia de la Universidad Paris-Sud, en Châtenay-Malabry. Llegué a Francia en Septiembre del año 2013 y la adaptación a este país no fue fácil al principio. Es por ello que espero que la información que les daré respecto a las condiciones de vida aquí podrá ayudarlos a una adaptación más rápida a este país, en especial a Paris.

Matrícula

Normalmente la matrícula en las diferentes universidad/facultades tiene fechas establecidas en el sitio web de cada establecimiento. El monto a pagar varía de acuerdo al año de estudios. Para una maestría en la Universidad Paris-Sud, por ejemplo, el monto es de 526.10 euros y, para un doctorado, es de 611.10 euros (seguro social incluido). Este monto puede variar de una universidad a otra.

Habitación

Una de las preguntas más importantes que nos planteamos al realizar estudios en el extranjero es ¿dónde vamos a vivir? Felizmente existe una amplia gama disponible de opciones que va a depender de nuestro presupuesto y de la anticipación con la que postulemos al alojamiento. Entre estas opciones se encuentran las siguientes:

  • Residencia universitaria Crous: Probablemente la más barata pero la que menos beneficios ofrece, ya que, en muchos casos, el baño es compartido y el tamaño del dormitorio es pequeño.
  • Residencia universitaria privada: La opción más equilibrada entre la residencia universitaria Crous y las opciones que requieren de un mayor presupuesto (ver más abajo). La residencia universitaria Lanteri, en Fontenay aux Roses, es un muy buen ejemplo de este tipo de alojamientos. Puedes elegir un cuarto compartido o uno simple, todos los desayunos están incluidos y, por mes, tienes a tu disposición 20 tickets para almorzar/cenar en la misma residencia (no necesitas cocinar ni lavar los platos). Asimismo, la limpieza del cuarto (una vez a la semana) está incluida en el precio. Finalmente, dicha residencia cuenta con una sala de música (con un piano), un pequeño gimnasio, una sala de juegos (la cual cuenta con una mesa de ping-pong, fulbito de mesa y billar) y una lavandería (equipada con dos lavadoras y dos secadoras de ropa). Cabe destacar que existen horarios fijos para el desayuno, almuerzo y cena, por lo que, si no quieres perder tu ticket, es mejor planear con anticipación si almorzarás o cenarás dicho día. Precio: Cuarto simple – 660 euros; cuarto compartido – 550 euros. Sitio web: http://www.residence-universitaire-lanteri.com/
  • Alquiler de departamento/casa: Los precios de esta opción pueden ser muy variables, dependiendo de la localización y del tamaño del inmueble. Estos pueden ir desde 300 euros hasta 2000 euros. La ventaja es que quién hace las reglas eres tú. No existen horarios. Eso sí, tendrás que acostumbrarte a organizar bien tu tiempo para cocinar, lavar los platos y limpiar. Dentro de esta opción recomiendo buscar departamentos cercanos a tu lugar de estudio, con la finalidad de ahorrar tiempo para llegar a tu facultad o para regresar a casa. En mi caso, vivo en Châtenay-Malabry, el mismo distrito en el que se encuentra mi facultad.

Transporte

El tema del transporte es muy importante sobre todo si queremos llegar a tiempo a la facultad o regresar a casa sin perdernos. La RATP (Compañía Arrendataria Autónoma de los Transportes Parisinos) ofrece facilidades a los estudiantes (sobre todo a aquellos menores de 27 años). Para ellos existen tarjetas especiales de transporte, llamadas ImagineR, que te dan acceso a todos los medios de transporte en Île-de-France.

La estación de metro que se encuentra al lado del Museo de Artes y Oficios fue diseñada según los libros del célebre Jules Verne. Si tomas el metro en esta estación, ¡creerás estar dentro de un submarino!

Otra opción a tener en cuenta es la de manejar bicicleta o automóvil. Existen diferentes programas de afiliación en internet que permiten el uso de automóviles y bicicletas disponibles en varios lugares de la región parisina. Estas son autolib y velib. Puedes elegir el tiempo de afiliación que más te convenga y, con la ayuda de las aplicaciones para celular vinculadas a estos servicios, puedes elegir con anticipación el estacionamiento que más te convenga. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, para manejar los vehículos proporcionados por autolib, es necesario contar con un permiso de conducir. Si estás interesado en obtenerlo en Francia, puedes intentar inscribiéndote a una escuela de manejo para aprender, pero ten en cuenta que el precio es algo elevado (1000 euros o más).

Alimentación

Existen diferentes opciones en este apartado, de acuerdo a nuestro presupuesto. Como primera opción tenemos los restaurantes llamados Crous (de la misma institución que administra las residencias Crous), los cuales están cerca o dentro de la mayor parte de facultades de Francia. Estas residencias ofrecen almuerzos completos (entrada, plato principal, lácteo y postre) por el precio de 3.25 euros. Solo algunas de ellas ofrecen cenas y el precio es un poco mayor.

Otra elección, la cual implica un poco más de organización de forma anticipada, es la de cocinar. Esto puede llegar a ser bastante económico si realizas la compra de lo justo y necesario para preparar tu desayuno/almuerzo/cena durante la semana o durante el tiempo que te hayas propuesto. Existen diferentes supermercados (Carrefour, Lidl, Leclerc, Intermarché, Eden Frais, entre otros) y mercados (un día a la semana por la mañana) en casi todos los distritos del país, por lo que encontrar los implementos para cocinar no es un problema.

Una tercera alternativa es la de comprar comida congelada: desayunos, almuerzos o cenas congelados ya preparados. Solo es necesario poner el comestible en el microondas y, algunos minutos después, la comida está lista. Si bien puede llegar a ser una opción económica (hay platos ya preparados al precio de 2 euros que pueden llegar a ser suficientemente contundentes), no es la mejor ya que, desde un punto de vista calórico, no es muy bueno para la salud.

Hobbies/Extras

Francia es un país lleno de actividades culturales, expresiones artísticas y lugares bohemios.  Las salidas con amigos, en pareja o solo siempre resultan siendo una buena idea para acostumbrarnos al lugar. El monto a invertir en dichas actividades es variable, pero normalmente podemos encontrar opciones económicas. Una salida a un bar puede costar entre 10 – 20 euros en promedio, mientras que una cena en un restaurante promedio puede llegar a costar entre 20 – 30 euros.

Paris ofrece una gran oferta cultural para visitar

SALIR Y RESPONDER