INTRODUCCIÓN

El Perú es un país que brinda una selecta casta de científicos en diferentes áreas de la ciencia. Nombres como Pedro Paulet, Pedro Ruiz Gallo, Daniel Alcides Carrión, Federico Villareal y Santiago Antúnez de Mayolo son algunos de los científicos más reconocidos por nuestra sociedad. Sus obras junto a de científicos internacionales como Isaac Newton, Albert Einstein, Carl Sagan, entre otros han permitido el avance científico y desarrollo tecnológico a nivel mundial. Gran parte de este conocimiento científico se hace accesible mediante obras de divulgación científica. Sin embargo, la enorme diversidad de obras, autores y temas puede provocar, en determinadas ocasiones, un rechazo a la lectura de este contenido.

En ese sentido, surge el rincón de Mayolo en tributo al Dr. Santiago Antúnez de Mayolo Gomero, científico peruano que exploró diferentes áreas de la ciencia y contribuyó con el desarrollo del país. El rincón de Mayolo es un espacio destinado a promover la divulgación científica por medio de la lectura siendo accesible el conocimiento científico a la sociedad en general. A través de la reseña de distintas obras, se busca mostrar los adelantos en las distintas áreas de la ciencia. Así mismo, este espacio pretende servir de vitrina a obras de autores nacionales y latinoamericanos. Y, además, combatir la pseudociencia.

Pero, ¿qué de bueno tienen los libros de divulgación científica? y, sobre todo, ¿es divertida la lectura de estos libros? La respuesta a la primera interrogante es que las obras de divulgación científica abren una puerta a todo el avance científico que se desarrolla en distintas áreas de la ciencia. Permiten al lector conocer de primera mano los avances en medicina, física, química, matemática, biología y demás. Más aún, la lectura permite entender las vicisitudes que conlleva todo desarrollo científico. La respuesta para la segunda pregunta es: sí. Tomando en cuenta que la mayoría de autores son científicos y pretende ser leídos por un público diverso, las obras poseen un lenguaje sencillo, claro y directo. Así mismo, muchos autores prescinden del uso de expresiones matemáticas y nombres técnicos sin perder objetividad y precisión. En suma, los libros de divulgación científica permiten desnudar mitos, derribar muros sociales y combatir de forma directa la pseudociencia.

Así que no perdamos más tiempo y acompáñanos en la ventura de leer ciencia y descubrir un mundo de novedades, pasión, creatividad y mucha ciencia.

David Castillo Neciosup

 

 

Reseñas

Qué contenido debe tener la reseña?

 

La reseña debe contar de las siguientes partes:

  • Datos técnicos:
    1. Título original, Autor(es), Año, Número de páginas, Idioma General, Edición, Editorial
  • Foto de la portada del libro (preferible fondo blanco). En formato png, jpg, eps.
  • Descripción general del contenido (tema principal, capítulos, secciones, etc.)
  • Desarrollo de la reseña: puede desarrollarse por cada capítulo
  • Impresión general del libro (objetivamente)
  • Breve reseña del autor del libro.
  • Opcional: Lugar dónde se puede adquirir el libro en físico en Perú.
  • Opcional: Valoración del libro. (Puntuación del 1 al 5 muy bueno)
    • conocimiento previo del área de la ciencia
    • ritmo de lectura
  • Imagen del autor del libro. En formato png, jpg.
  • Nombre completo del autor de la reseña. Breve biografía del autor.

La reseña debe ser enviada en un documento Word: 

  1. Tipo de fuente: Times New Roman
  2. Tamaño de fuente: Negrita 12 pt. (títulos, secciones, etc.) 11 pt. (cuerpo)
  3. Interlineado: 1 
  4. Extensión máxima del documento: 2 hojas
  5. Nombre del documento: Reseña_Cientificos_XXX.doc (XXX son las iniciales del nombre del autor de la reseña). 
  6. Las reseñas serán enviadas a los correos:
    1. nmonteblanco@gmail.com
    2. dgcastillo@pucp.pe

Descargar template: Aqui template.doc

Santiago Antúnez de Mayolo

Graduado en ciencias matemáticas en la Universidad de San Marcos, viajó a Francia para obtener el título de Ingeniero Electricista en la Universidad de Grenoble. Retornó al Perú en 1912. Ejerció la docencia universitaria en San Marcos y recorrió el Perú, buscando caídas de agua para la instalación de centrales eléctricas. Se le deben los estudios fundamentales para la construcción de la Central hidroeléctrica Cañón del Pato, así como el diseño de la central hidroeléctrica de Machu Picchu y del gran complejo hidroeléctrico del Mantaro, que hoy lleva su nombre. Fue además precursor de la Física moderna, pues en su trabajo titulado Hipótesis sobre la constitución de la materia (1924), propuso la existencia de una energía no-eléctrica, a la que denominó Elemento Neutro, ocho años antes del descubrimiento del neutrón. Asimismo, en 1932 publicó otro estudio titulado Los tres elementos constitutivos de la materia, en el cual predijo la existencia del positrón (electrón positivo), poco antes de que se demostrara experimentalmente.

En su honor la universidad nacional en Huaraz capital de la Región Ancash lleva por nombre Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo.