1 vote
Tacos al pastor.

Cristhian Calderón es estudiante de Física en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y este año fue parte de un intercambio estudiantil en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)


Y ahí estaba yo, en busca de una nueva experiencia en el extranjero. No tenía idea de lo que me esperaba una vez que llegue a México, lo único que sabía era que tenía que probar los tacos al pastor.

La diversidad de materias que hay en la Facultad de Ciencias – UNAM es increíble, había cursos sobre agujeros negros, cosmología, teoría cuántica de campos, … (podría seguir pero apenas he comenzado con la historia). Tenía tantas ganas de inscribirme en todas las materias, pero físicamente era imposible, así que tuve que escoger solo cuatro (fue una decisión muy dura). Adicionalmente, de curioso, indagué en las materias que ofrecen los  Institutos de Investigación. Me había interesado en tomar el curso de Relatividad General que ofrecía el Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) en su programa de maestría; aunque, llegué a pensar: “¡Cris!  ¡Es un curso de maestría! No creo que el profesor te acepte.” Algo que he aprendido durante todo este tiempo es que no pierdes nada preguntando, así que pregunté. ¡Su respuesta me tomó por sorpresa! Con todas las ganas del mundo, el profesor me invitó a tomar su materia, a presentar las tareas y exámenes e incluso a tomar el curso oficialmente a pesar de, recalco, no ser parte del programa de maestría.

El ambiente del instituto es simplemente asombroso, es un ambiente completamente colaborativo, lleno de conferencias. El poder interactuar con estudiantes de grado y los investigadores era muy productivo e inspirador para mí. Y, lo más importante, ¡Había café gratis! Ya se imaginan dónde pasaba la mayoría del tiempo.

 

Clase de Relatividad General en el ICNClase de Relatividad General en el ICN.

Uno de mis otros objetivos era empezar a trabajar en un proyecto de investigación en miras a mi tesis de licenciatura. Fue así como me animé a visitar las oficinas del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) y me sorprendió la disponibilidad de los investigadores en conversar conmigo, me acercaba a sus oficinas y me invitaban a pasar para conversar sobre mis intereses y sus líneas de investigación. Luego de conversar con casi todo el instituto, hice “match” con una investigadora de la cuál me interesaba mucho su trabajo. Así fue como logré unirme al Instituto de Ciencias Nucleares como estudiante asociado. Semanalmente, solía reunirme con ella para discutir los avances. Adicionalmente, los miércoles nos reuniamos con sus demás estudiantes de posgrado y de pregrado para discutir sobre nuestros propios proyectos y/o artículos científicos relacionados con energía oscura, universo temprano, gravedad modificada, … Cada vez que salía de estos meetings me convencía más de que esto era lo que buscaba.

 

¡Mota desafiando las leyes de la gravedad!

¡Mota desafiando las leyes de la gravedad!

Obviamente esta experiencia no ha sido solo académica. El intercambio me ha permitido conocer estudiantes de muchos países de latinoamérica (México, Argentina, Chile, Colombia …) con los cuales compartiamos nuestra cultura. A la hora del almuerzo era muy divertido escuchar a cada estudiante compartirnos algo de su propio país. Además, con ellos tuve la oportunidad también de salir a conocer Ciudad de México, siendo esta una ciudad muy activa donde nunca hacían falta diversos eventos los fines de semana, así que era muy difícil aburrirse aquí.

 

Con mis cuates

Mi intercambio aún no ha terminado, sigo en México tomando clases virtuales desde mi habitación y lo mejor que puedo hacer es “sacarle el jugo” a esta realidad en la que estamos inmersos. Esta experiencia me ha enseñado mucho académica, cultural, y socialmente, regreso a Perú con muchas ganas de trabajar y compartir lo que he aprendido. Me gustaría invitarlos a ser parte de estas experiencias, busca ayuda, prepárate y postula a oportunidades y/o experiencias más allá de lo que tu universidad te puede ofrecer. ¡Chapa tu maleta y súbete al avión! ¡Que bajando hay una aventura esperando por ti!